Ser factor en lugar de víctima del entorno

El entorno que nos rodea, muchas veces nos pone a prueba y con ello, nos posiciona entre la elección de tomar responsabilidad de nuestra propia vida o lamentarnos de lo que nos ocurre

Danger AK, es un rapero mexicano que ha trabajado en generar conciencia social impartiendo clases tanto en prisiones a través de talleres, como en salones de clases enseñando a los niños a rimar. Midiendo el termómetro social, ha alentado las habilidades y los dones individuales, haciendo énfasis en que éstos son comunitarios y en que conllevan una responsabilidad.

Sobre sus hombros, han recaído responsabilidades de las cuales no cualquiera haría frente, como lo fue el caso de ayudar a un grupo de presos jóvenes a adoptar una nueva actitud, aún en medio del encierro, haciéndolos los elementos más destacados entre su comunidad a través del rap y del ingenio.

Fue en el ciclo de conferencias TED, que Danger AK habló del estado mental y de cómo éste se pasea entre diferentes escenarios, en los que muchas de las veces hemos de echar mano de la resiliencia. Ésta última, básicamente ha de ser  una herramienta en la adaptación positiva a las situaciones adversas, especialmente cuando las oportunidades se disfrazan de problemas.

Foto: Pixabay.

Cuando las verdades absolutas no existen y el mundo es una rueda en constante cambio, lo que parece cierto hasta el fin de los tiempos, mayormente sólo es sombra, una parte de la verdad, de lo que es y lo que puede ser. En medio de tal incertidumbre, el agradecimiento parecería un tema totalmente fuera de lugar, olvidando que cada paso e incluso cada piedra puede ser una herramienta en el camino.

Respecto de la incertidumbre, el rapero mexicano subraya que el agradecimiento es parte del progreso humano, pues en él se reconocen el espacio y el tiempo. Si pensamos en ello a fondo, tal encuentro es un desvelo de cada uno de nuestros esfuerzos, desde los más pequeños, hasta los más remarcables. Gran pretexto por el qué agradecer, pues si algo nos ha mostrado el contexto de la pandemia es que nada puede darse por sentado, incluso aquellos más mínimos detalles en nuestras vidas, como lo parecen ser el respirar o el contar con personas que nos amen.

Ser factor del entorno, en lugar de víctima de sus circunstancias, sonaría como un lujo que sólo pueden darse quienes tienen todo en la vida, especialmente dinero. Sin embargo, el ser factor del entorno reside en un estado mental, en conectarnos con las acciones que pueden acercarnos a nuestros objetivos y metas. Danger AK através de TED Talks compartió que es importante hacer las cosas antes de saber cómo, donde lo más importante es ser lo que se desea ser y actuar en consecuencia.

Foto: Pixabay.

Programar el estado mental para Danger AK es tener siempre fresco en la mente qué es lo que queremos y trabajar para lograrlo, aunque a veces parezca una locura. Básicamente recomienda esa programación para convertirse en lo que uno quiere ser o para llegar a los objetivos que uno se ha propuesto.

Incluso para aquellos que no saben bien a bien el camino que quieren o pueden tomar de frente a los retos de la cotidianidad cambiante, el encadenar las ideas a la acción, amplía siempre los horizontes, nos prepara para las oportunidades, pues cuando éstas lleguen se contarán con todas la herramientas para aprovecharlas y sacarles jugo… y juego.

Gabriela Estrada Espínola es licenciada en Comunicación por la Universidad Simón Bolívar y Maestra en Periodismo sobre Políticas Públicas por el Centro de Investigación y Docencia Económicas, CIDE. Ha colaborado en diversos medios y agencias de publicidad. Twitter: @GabaMaiden

En Sucursal Fauces, tus donaciones son de gran ayuda para continuar haciendo lo que tanto nos gusta, investigar para ti, ofreciéndote un fresco y nuevo periodismo sobre salud mental pública.

Hablamos tu idioma, este es tu espacio.

Click to Donate



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *