Soledad: la sombra de la corrupción

Comerciante de Tláhuac

La soledad, además de ser sombra de la corrupción es un estado en el que se sienten sus víctimas al ser abandonadas a su suerte por el gobierno y de frente a una tragedia como la ocurrida en la estación Olivos

En la primera entrega de esta Cobertura Especial, se habló de las sensaciones que genera la corrupción en la ciudadanía, así como de los impactos que ha tenido la paralización de la Línea Dorada del metro tanto para los deudos, como para los usuarios y comunidad en general.

Sucursal Fauces entrevistó a integrantes de la comunidad, entre ellos, comerciantes y vecinos e incluso a visitantes dispuestos a apoyar a los afectados.

Jacqueline Rodríguez, habitante de Tláhuac comentó que su perspectiva en relación a lo ocurrido en la Línea Dorada del metro, le trajo muchos sentimientos debido a que para ella la mayor parte de la ciudadanía considera que es responsabilidad del gobierno, especialmente cuando era ya más que sabido que la línea contaba con malas estructuras, en las que no se reparó si no hasta que sucedió el accidente.

No es justo para las personas que perdieron la vida, ni para las familias que están pasando por esto, no tendrían por qué estar pagando los gastos de lo ocurrido a sus seres queridos”

Jacqueline Rodríguez, habitante de Tláhuac.

Jacqueline comentó también que el trato de las autoridades que se presentaron para atender el suceso, fue totalmente hostil con la comunidad, pues muchas de las ocasiones no se acercaron a platicar con los integrantes de las familias y tampoco les daban informes sobre ellos. Para esta vecina, fue la misma comunidad la que ayudó en preguntar para saber sobre el paradero de los heridos.

Por otro lado, Daniel Ignacio, encargado de un puesto de hamburguesas que se encuentra casi enfrente de donde se cayó el convoy de la estación Olivos, compartió su experiencia con Sucursal Fauces. Daniel señaló que el sentimiento que se comparte entre la comunidad es el de solidaridad, a pesar de que no tienen mucho que ofrecer en materia económica.

Familiares cercanos a este joven comerciante se encontraban en la zona cuando ocurrió el accidente y, lo primero que hicieron, fue salvaguardarse, después salir de la nube de humo que se creó tras la caída y empezar a ayudar a las personas que se encontraban atrapadas.

Daniel Ignacio llegó aproximadamente 20 minutos después de lo ocurrido, momento que recuerda como una serie de imágenes muy feas, debido a la gran cantidad de heridos, personas que perdieron la vida en la tragedia, familiares que buscaban a los suyos entre los fierros, pensando en que muy probablemente venían en ese vagón.

Negocios y gente triste

Actualmente, la gente pasa y se sorprende de ver cómo una construcción de esta magnitud pudo haber fallado y cobrarse tantas vidas. Daniel comparte que afortunadamente nadie en su casa estuvo dentro del convoy, sin embargo, les entristece saber que pudieron ser ellos los muertos o los accidentados, pues regularmente ocupaban la Línea Dorada.

Como Jacqueline, Daniel piensa que los habitantes de la zona apoyaron más que las autoridades, pues a pesar de que las elecciones del 6 de junio están cercanas, no recuerda haber presenciado apoyo de ninguno de los candidatos, quienes se empeñan en prometer un futuro en un presente que apremia soluciones y apoyo. 

Las curvas de las estaciones que conducían de Olivos hacia Tláhuac siempre fueron consideradas peligrosas por los habitantes locales, pues comentan que se sentía de inmediato cómo el metro iba mal; piensan que las autoridades no se harán cargo hasta que pase otra tragedia. La inseguridad en la Línea 12 causaba ya miedo en la comunidad, aunque la falta de recursos para hacerse de otro medio de transporte, los obligaba a usarla. 

También el hecho de que les ahorrara grandes cantidades de tiempo, era otro aliciente para tomar el riesgo, pues como el mismo staff de Fauces lo vivió, se toman más de dos horas en ir o regresar del sitio. Eso sin tomar en cuenta, la gran inseguridad que se vive en el transporte público, ya sea por la rapidez con la que manejan o por los asaltos a mano armada que suelen darse en su interior.

De alguna manera, el metro había mejorado el estilo de vida de la comunidad de Tláhuac, pues antes pasaban por una serie de asaltos e incluso por la mala experiencia de presenciar asesinatos en el transporte público por robo. En ese sentido, el metro los hacía sentirse seguros, seguridad que consideran se mantiene debido al gran despliegue de autoridades que se dio tras la tragedia, pero que los vecinos saben que se acabará en cuanto las autoridades se vayan, la zona quede abandonada y sin metro.

Temen que el robo al transporte público pronto esté de vuelta, también les da miedo pensar en usar el metro de nuevo, aunque saben que la misma necesidad los hará pagar uno de sus boletos, incluso cuando ha dejado una terrible experiencia en sus vidas.

Se supone que viajar en metro era más seguro”,

Daniel Ignacio, comerciante.

Continúa mañana con la tercera y última entrega de esta cobertura especial con: «La Línea 12, un proyecto poco transparente y poco cercano a la gente«.

Gabriela Estrada Espínola es licenciada en Comunicación por la Universidad Simón Bolívar y Maestra en Periodismo sobre Políticas Públicas por el Centro de Investigación y Docencia Económicas, CIDE. Ha colaborado en diversos medios y agencias de publicidad. Twitter: @GabaMaiden

En Sucursal Fauces, tus donaciones son de gran ayuda para continuar haciendo lo que tanto nos gusta, investigar para ti, ofrececiéndote un fresco y nuevo periodismo sobre salud mental pública.

Hablamos tu idioma, este es tu espacio.

Click to Donate


One thought on “Soledad: la sombra de la corrupción

  1. You are so awesome! I do not believe I have read through a
    single thing like that before. So nice to find somebody with original thoughts on this topic.
    Really.. many thanks for starting this up. This website is one
    thing that is needed on the internet, someone with a bit of originality!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *